Soporte para el Salón: La Nueva Normalidad-Directrices Salud y Seguridad

Acomo socio profesional de confianza, Schwarzkopf Professional se une a todos los peluqueros –especialmente en tiempos de crisis– esforzándose por proporcionar lo mejor en apoyo empresarial y formación motivadora y, lo que es más importante, los medios para mantener y hacer crecer sus negocios en el salón.

 

La industria de la peluquería recibió un duro golpe debido al brote y la propagación de la COVID-19, con cierres obligatorios de los salones para mantener la seguridad tanto de los estilistas como de sus clientes. Sin embargo, con la reapertura a nivel mundial de los salones ya es hora de revisar y poner en práctica medidas adicionales en materia de salud, seguridad, higiene y distanciamiento, con el fin de restablecer la confianza y fidelización de los clientes. Teniendo esto presente, Schwarzkopf Professional ha formado un equipo con Boris Brugger para traerte una serie de #HairHacks producidos en el TrendLab, centrados en la salud y seguridad en el salón tras al cierre global.

 

Boris Brugger (@borisbrugger) es el propietario de un salón muy aclamado en Basilea, conocido tanto por su trabajo en peluquería como en fotografía. Dado que Suiza fue uno de los primeros países que redactaron normativas relativas al cierre por la COVID-19, Boris ha colaborado para compartir su experiencia acerca de la vida del salón tras el cierre, hablando sobre la "nueva normalidad" en referencia a las medidas de higiene y seguridad adoptadas. Como propietario de un salón, tuvo que poner en práctica toda una serie de medidas, que fueron aplicadas legalmente por las autoridades suizas, antes de poder reabrir.

 

 

#HairHacks producidos en el TrendLab

Ya que la revisión periódica de los procedimientos en materia de salud y seguridad constituye una práctica habitual, las siguientes sugerencias ofrecen soluciones prácticas que los propietarios de los salones deben tener en consideración, especialmente con respecto a la COVID-19:

  • Desarrolla un plan sobre qué hacer si alguien se pone enfermo con sospechas de COVID-19 en uno de los puestos de trabajo de tu salón. El plan debe cubrir cómo aislar a la persona de los demás en el lugar de trabajo, cómo limitar el número de personas que tengan contacto con el afectado y cómo contactar con las autoridades sanitarias locales.
  • Considera cómo identificar a las personas que pueden estar en riesgo y apoyarlas, sin ningún tipo de estigmatización ni discriminación. Esto puede incluir a las personas que hayan viajado recientemente a una zona en la que se hayan registrado casos o una afección que represente un mayor riesgo de gravedad de la enfermedad en caso de contraerla (como diabetes, enfermedades cardíacas, pulmonares o edad avanzada).
  • Comprueba continuamente con las autoridades de salud pública locales o nacionales y/o los sitios web oficiales del gobierno los requisitos específicos en tu país para reabrir y poder mantener tu salón abierto de manera legal.
  • Plantéate reorganizar el salón con más espacio entre puestos de trabajo (para permitir una distancia de 2 metros entre las butacas).
  • Incrementa todos los estándares posibles sobre higiene a fin de cumplir con los requisitos legales y ayudar a que tu negocio funcione, manteniendo seguros a tus empleados y clientes.
  • Plantéate proporcionar mascarillas protectoras al personal del salón para intensificar la protección de los clientes.
  • Ten en consideración la manera de mantener tu negocio en funcionamiento incluso si se permite el acceso a menos empleados y/o clientes (o estos desean acceder) a tu salón (debido a las restricciones locales o porque les preocupa y están centrados en una seguridad adicional).
  • Comunica a tus empleados y clientes las medidas que pretendes implementar y asegúrate de que son conscientes de lo que deben hacer o no hacer cuando se encuentren en tu salón.
  • Aborda las posibles consecuencias sociales y en cuanto a salud mental que pueden afectar a tus empleados en general o ante la aparición de un caso de COVID-19, ya sea en el equipo del salón o en su entorno familiar. Asegúrate de ofrecer información y apoyo como empleador.

Recuerda: unas precauciones sencillas y una buena planificación pueden marcar una gran diferencia en el éxito del salón y en un entorno positivo en el mismo.

 

No te olvides de registrarte AHORA en el eLearning, para acceder a una formación dinámica imprescindible al alcance de tu mano, gratuita y disponible las 24 horas del día: ask-elearning.com

 

Exención de responsabilidad:

Estas directrices no son directrices oficiales del gobierno, sino meras recomendaciones informales sobre medidas generales de seguridad. Con respecto al reciente brote y posterior propagación de la COVID-19, las medidas de seguridad dictadas por los gobiernos locales son las únicas normas vinculantes. Se aconseja comprobar periódicamente en los sitios web oficiales del gobierno la normativa aplicable a los salones de peluquería y/o las directrices en materia de Salud y Seguridad en peluquería.

 

Las recomendaciones contenidas en estas directrices no indican un curso de acción ni un nivel de cuidado exclusivo, ni se considera que incluyan todos los métodos de cuidado apropiados ni que excluyan otros métodos de cuidado razonablemente destinados a obtener idénticos resultados. Los autores no aceptan responsabilidad alguna, así como tampoco de carácter extracontractual o de otra índole, por cualquier inexactitud, información percibida como engañosa o el éxito o el fracaso de cualquier recomendación detallada en las directrices. Es responsabilidad exclusiva de los peluqueros y otros empleados evitar la transmisión de la infección.

 

QUÉ LEER A CONTINUACIÓN:

más etiquetas